miércoles, 9 de marzo de 2016

Lope de Vega

 


Félix Lope de Vega y Carpio nació en Madrid en 1562 y fue un escritor, poeta y dramaturgo de los más importantes del Siglo de Oro español y uno de los más prolíficos autores de la literatura universal, procedente de familia humilde y es conocido por su vida activa en el amor.
 
Por culpa de unos panfletos difamatorios contra Elena Osorio y su familia, Lope de Vega fue desterrado de la corte, aunque no fue éste el último proceso en el que se vio envuelto, ya que en 1596 fue procesado por amancebamiento.

 
En cuanto a su vinculación con los Tercios, estuvo presente en campañas militares. Por un lado, formó parte de los valientes que conquistaron la Isla de Terceira en 1583 mandados por Don Álvaro de Bazán.  Por otro lado, el propio Félix Lope de Vega y Carpio (1562-1635) aseguraba haberse alistado en un galeón de la Gran Armada, como era conocida la flota que quedaría destruida por los elementos antes de cumplir su primera misión, atacar la Inglaterra regida por Isabel I.
 
Aunque pueda parecer sorprendente tratándose de un portento, Félix Lope de Vega no alcanzó título de bachiller. Sin embargo, desde sus comienzos quedó clara su habilidad con la pluma. Como primer oficio ejerció de secretario para personas de cierta importancia. También de esa época de juventud datan algunas de sus comedias, pero pronto se decidió a alistarse en la marina. Era el preciso momento en que la armada española preparaba la expedición a Las Azores.
 
Siempre habló bien de la marina, pero no pareció gustarle a Lope la vida en el ejército. Aunque también realizara tareas administrativas en su vida militar debieron parecerle muy largas las cuatro horas que duró la batalla de la isla Terceira.
 
Abandonar la armada no fue una decisión equivocada. El humilde marino Félix Lope de Vega se convirtió en prolífico escritor, uno de los mejores literatos de la Historia Universal. Su fama fue tal y tan grandes sus influencias que conoció personalmente y, hasta entabló una buena amistad, con el jefe de galeras a su mando en Las Azores, Don Álvaro de Bazán. Se sabe que tuvo también gran amistad con el hijo del marqués, a quien le dedicó una obra. Fue también secretario de grandes personalidades: el duque de Sessa, el marqués de Malpica y el duque de Alba, a quien le dedica otra obra, “La Arcadia”.

No se relacionó, sin embargo, con el otro héroe de la batalla, Don Lope de Figueroa, porque éste murió poco después de la guerra de Portugal, pero lo convirtió en personaje de una de sus obras, obviamente de corte bélico, “El sitio de Mastrique”.

 
El llamado Fénix de los ingenios y Monstruo de la Naturaleza renovó las fórmulas del teatro español en un momento en el que el teatro comenzaba a ser un fenómeno cultural de masas. Máximo exponente, junto a Tirso de Molina y Calderón de la Barca, del teatro barroco español, sus obras siguen representándose en la actualidad y constituyen una de las más altas cotas alcanzadas en la literatura y las artes españolas. Fue también uno de los grandes líricos de la lengua castellana y autor de varias novelas y obras narrativas largas en prosa y en verso.
 
Se le atribuyen unos 3000 sonetos, tres novelas, cuatro novelas cortas, nueve epopeyas, tres poemas didácticos, y varios centenares de comedias (1800 según Juan Pérez de Montalbán). Amigo de Francisco de Quevedo y de Juan Ruiz de Alarcón, enemistado con Luis de Góngora y en larga rivalidad con Cervantes, su vida fue tan extrema como su obra. Fue padre de la también dramaturga sor Marcela de San Félix.

       
Fuentes:
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario